Deflación o sentido común

//Deflación o sentido común

Deflación o sentido común

Hay que ver lo difícil que es reconocer el sentido común cuando se quiere dar la vuelta a las cosas para justificar lo que no tiene sentido por ser inconveniente.

¿Pero cómo no van a bajar los precios si todos somos más pobres?

Pues todavía se empeñan en que los precios no van a bajar y que es un dato atípico y sin tendencia a continuar así. Pues no sé, no sé…veamos:

Me gusta el café pues es un reflejo de nuestra sociedad, es la referencia de la calle, de nuestra tertulia y además alcanzable por todos los ciudadanos. Tomemos como ejemplo de nuestros precios el café. En el año 2002 (entrada del euro) un café costaba 100 pesetas. Ahora, si nos situamos en el año 2013, un café no se encuentra por menos de 1,30 euros o lo que es igual 216 pesetas. Esto supone 116 pesetas de diferencia y una tasa media de incremento de la inflación del 6,6%.

Deflacion o sentido común - grafico.jpgSin embargo, nos dicen que el incremento medio de la inflación del año 2002 al 2013 se sitúa en el 2,64% que coincide básicamente con la evolución de los salarios pues normalmente están sometidos a esta revisión. Este incremento nos permite pagar un café al precio de 137 pesetas en el año 2013 y claro está ¿de dónde sale la diferencia?
Si no ha salido de los salarios ahora se entiende el desmesurado incremento del precio de la vivienda (recordemos que ya Aznar sacó del cómputo del incremento del IPC el precio de la vivienda) con lo que pensábamos que éramos más ricos (por tener un mayor ahorro en nuestra vivienda) y por tanto poder gastar más y dedicar menor recursos al ahorro o endeudarnos. A esto se le llama ilusión monetaria pues en verdad nadie vende su vivienda para el café del día a día.

Así que tenemos que, entre lo que creció nuestro sueldo por el incremento de la inflación general, más la ilusión de nuestra riqueza por la vivienda que nos llevó a endeudarnos y el menor dinero que destinamos al ahorro podíamos alcanzar la cifra del precio del café sin problema.

Deflación o sentido común - cuadro.jpg
Si consideramos que en el año 2002 estos valores estaban equilibrados en una base de 100 veamos si esto encaja con los datos del instituto nacional de estadística.

Pues da la casualidad de que el incremento de dinero en nuestros bolsillos para gastar cubre perfectamente el aumento de precio de nuestro café. De esta forma los precios estaban compensados a pesar de ver como creerse más rico contribuye a la inflación.

La realidad de nuestros días es que no solo nos encontramos con una caída de nuestra riqueza en vivienda (que se ha reducido en un 30% desde la crisis del 2007) sino que además nos han bajado los salarios a los españoles y finalmente hay casi 6 millones de menos consumidores por el incremento del paro. Y por tanto los precios se han descompensado y la inflación es injusta.

¿Cómo no van a bajar los precios a pesar de los intereses del gobierno en lo contrario?

En mi pueblo a esto se le llama sentido común y solo cambiará cuando los salarios suban, nuestra riqueza real o ilusoria nos permita acceder a precios elevados y vuelvan los consumidores por la reducción del paro.

Mucho me temo que nos enfrentamos a un periodo complicado que pasa por aceptar ser más pobres o menos ricos de lo que fuimos y que nos lleva a pagar menos por las cosas o a necesitar menos bienes. En suma, menos consumo, que es menos demanda y que hace que los precios bajen.

Ni siquiera los propios datos del INE cubren la falta de sentido común con la que nos quieren convencer.

No se puede ir contra el sentido común por muy conveniente que pueda ser.

2014-04-28T18:55:01+00:00